I.G.P. Jamón de Trevélez




Jamones


DESCRIPCIÓN DEL JAMÓN DE TREVÉLEZ


El jamón curado de Trevélez con I.G.P. es un jamón de cerdo blanco, con pata y corteza y de forma redondeada. El peso suele oscilar entre los 7 y los 9 kilos, después de haber superado unas mermas mínimas del 38% tras el período de elaboración.

Tiene un color rojo, ligeramente pálido por la ausencia de sales nítricas, es brillante al corte y con grasa parcialmente infiltrada en la masa muscular. La grasa es de consistencia untuosa, brillante y color blanco.

Es aromático y de sabor suave y ligero. Jugoso y poco salado. Su grasa es de sabor agradable.

La curación debe variar según el peso del jamón, así un jamón de 8 kilos debe tener una curación de entre 18 y 20 meses y para los de 9 kilos, debe tener de 20 a 24 meses de curación.

El jamón de Trevélez se obtiene únicamente de cerdos de las razas Landrace, Large-White y Duroc-Jersey, o sus cruces. La alimentación de los cerdos es con piensos vegetales.

El jamón se elabora con pernil de cerdo blanco de macho castrado o hembra, de la máxima calidad, haciendo una selección de carne grasa y suave. Se utiliza solo sal marina, sin conservantes ni nitrificantes.

El proceso de elaboración y las especiales características climatológicas de la zona donde se elabora hacen que sea un jamón con bajo contenido en sal.
El proceso de secado y curado se realiza de forma natural y bajo métodos tradicionales.

Una larga curación natural que al superar los 20 meses hace aflorar todos los aromas y sabores.

Es frecuente encontrar en los jamones de "InterJamón" unas "pintas blancas" que son consecuencia de la baja concentración de sal y del largo período de curación en las bodegas. Estas "pintas blancas" están consideradas por los maestros jamoneros más exigentes, como un aval de la máxima calidad.


Arriba