I.G.P. Jamón de Trevélez




Reina Isabel II

HISTORIA DEL JAMÓN DE TREVÉLEZ


En el año 1862 se realizó en España un concurso de productos y la Reina Isabel II concedió, el 10 de octubre de este año, a los jamones de Trevélez el privilegio de vestir la corona real en el jamón de Trevélez.

Desde entonces se custodia en el Ayuntamiento un sello de marcar a fuego en el que pone la siguiente leyenda:

“PREMIADO POR S.M. LA REYNA ISABEL II EN 1862. TREVÉLEZ”

Dicho sello se estampaba en cada pieza para autentificar su procedencia.

Desde aquella época se han mantenido y transmitido los conocimientos y procedimientos artesanales de selección, salado y curación del jamón.

El cerdo se criaba en la zona, se sacrificaba y después se curaba el jamón, tras un largo proceso de secado estaba dispuesto para venderse con el sello de la Casa Real que el Ayuntamiento de Trevélez controlaba y vigilaba de manera celosa.

Hoy en día y gracias a la labor que realiza el Consejo Regulador del Jamón de Trevélez se sigue manteniendo la calidad y se preserva para su comprobación un precinto del Consejo Regulador que autentifica su procedencia, curación y calidad


Arriba