JAMÓN IBÉRICO O PALETA IBÉRICA, DIFERENCIAS

En: Noticias En: jueves, septiembre 14, 2017 Comentario: 0 Visita: 87

A la hora de comprar un jamón puede surgirnos la gran pregunta: ¿Qué es mejor, el jamón ibérico o la paleta ibérica? Ante esta cuestión, lo primero que debemos tener claro es que esto puede ser muy subjetivo dependiendo de cada persona y de sus gustos y necesidades. Por eso, para saber por cuál decantarnos, hoy nos centramos en conocer las características de cada uno de estos productos con el objetivo de conocerlos mejor y tomar una decisión de compra más adecuada.

Tamaño

Lo primera cuestión que debemos conocer es que ambos productos proceden de las patas de los cerdos ibéricos, a diferencia de lo que algunas personas puedan pensar, no es que el jamón se obtenga de cerdos de mayor tamaño y la paleta de cerdos más pequeños, sino que el jamón ibérico procede de la pata trasera del cerdo y la paleta de las delanteras.El jamón ibérico suele tener un peso que ronda los 6,5 y los 8,5 kg, con una proporción entre hueso y grasa de aproximadamente el 50%, aunque esto dependerá de la calidad del jamón. A mayor calidad, menor porcentaje. Dada la morfología de estas piezas, las lonchas de jamón son más anchas y grandes.En el caso de la paleta ibérica, su peso suele estar entre los 4 y los 5,5 kg. Respecto a la porción de hueso y grasa es mayor, alcanzando hasta el 60%. Ya que su morfología es menos delgada y menos redondeada que la del jamón, las lonchas son más pequeñas y más finas.

En cuanto al largo, las paletas oscilan entre los 60 y los 75 cm, mientras que los jamones están entre los 70 y los 90 cm.


Sabor

Centrémonos ahora en un aspecto más importante: El sabor.

Al igual que ocurre con el tamaño y la procedencia de estos productos, las paletas y los jamones ibéricos también se diferencian por su sabor. Aunque aquí entra en juego el gusto de cada persona, los paladares más exigentes encuentran una mayor suavidad y contraste de sabores en el jamón ibérico, mientras que en la paleta se siente un sabor menos contundente y con menos matices por el menor tiempo de curación, pero de una personalidad muy marcada, con un sabor potente e intenso.

La grasa de cada producto también interfiere en su sabor, ya que como hemos mencionado antes, la paleta ibérica tiene más tocino que el jamón ibérico.


Precio

Si tenemos en cuanta todas las características ya mencionadas, no será difícil intuir que el jamón ibérico suela ser más caro que la paletilla, especialmente por su peso. Además, los jamones ibéricos requieren un mayor tiempo de curación y cuidados que las paletas, además de resultar más fáciles de cortar. En el caso de los jamones ibéricos, el tiempo de curación ronda los 15 y los 36 meses, mientras que las paletas ibéricas se curan desde los 12 a los 24 meses.

Dependiendo del tipo de jamón y paleta también encontramos distintas gamas de precio, siendo los más caros los jamones ibéricos 100% puros de bellota, ya que son los de mayor calidad.

En la tienda online de Interjamón puedes encontrar una gran variedad de jamones y paletas ibéricas de gran calidad sin salir de casa. Descúbrelos aquí: https://www.interjamon.com/55-ibericos-de-los-pedroches 

Comentarios

Deja tu comentario

Arriba