JAMÓN DE TREVÉLEZ, ¿POR QUÉ ES TAN ESPECIAL?

En: Noticias En: viernes, octubre 13, 2017 Comentario: 0 Visita: 157

Peculiaridades y curiosidades del Jamón de Trevélez

En el año 1862, la mismísima Reina Isabel II quedó fascinada por el Jamón de Trevélez en una Exposición de Productos de Calidad celebrada en Granada e inaugurada por la Casa Real. Tras probarlo, y totalmente fascinada por el sabor y calidad de este jamón, la reina otorgó a título personal un sello marcado a fuego con el escudo real que versa 'Premiado por S.M. La Reina Isabel II en 1862, Trevélez', con la idea de que este sello fuese estampado en cada pieza y autentificar de esta manera su prestigiosa procedencia. Con el paso del tiempo, el ayuntamiento se encargó de custodiar este sello, que controlaba la producción de este producto estrella de la Alpujarra, y que aún a día de hoy puede verse en las dependencias del consistorio alpujarreño.

Desde aquel momento, y con el privilegio de la distinción que otorgaba el sello, la gente de la zona ha ido transmitiendo y manteniendo los conocimientos artesanales de selección, salado y curación del jamón, que a día de hoy sigue tratándose de forma artesanal y ecológica.

Como puede intuirse, lo que verdaderamente hace especial y único al jamón de Trevélez, que cuenta con la IGP de Trevélez, son las características climatológicas que se dan en la zona: Clima frío y seco en invierno y veranos ligeramente cálidos. Unas condiciones que permiten el crecimiento de los cultivos microbiológicos propios de la Alpujarra que hacen tan característico al Jamón de Trevélez. Estas condiciones climatológicas, mas la elevada altitud de esta zona, hacen que este lugar sea el ideal para secar el jamón al natural, controlando la humedad y la temperatura mediante las ventanas dependiendo de las necesidades que tenga cada jamón. Por esta ventaja que añade la altitud, la Indicación Geográfica Protegida (IGP) hace referencia a pueblos de la Alpujarra que están por encima de los 1200 metros de altura, es decir, Capileira, Bubión, Pórtugos, Busquitar, Júviles, Bérchules y Trevélez.

En cuanto a la crianza de los cerdos que hacen posible esta delicia de jamón, al tratarse de Parque Natural, la carne se selecciona en otros municipios de la zona, respetando los criterios de selección que tienen en cuenta la raza del cerdo, su alimentación, su sexo, el espesor de tocino, el pH, la temperatura de la carne, etc. Se trata de cerdos que sólo consumen piensos vegetales, no trasgénicos. Además de los preciosos pueblos de la Alpujarra de Granada, de sus estrechas calles, sus casas blancas y sus paisajes infinitos que combinan el verde del campo y el marrón de las altas montañas, la industria jamonera de Trevélez se ha convertido en su principal motor económico. De hecho, cada día llegan autobuses turísticos en busca de este jamón tan deseado. La industria del jamón de Trevélez superó en 2015 los 1.200.000 euros de facturación, con más de 143 mil piezas vendidas que se exportan no sólo a toda España, sino a otros muchos lugares del globo, como Francia, Canadá, Japón o Australia, entre otros. Si desea venir y visitar nuestro secadero de jamones y probar el delicioso jamón de Trevélez entre en esta web y verá toda la información.

Hace 18 años, Interjamón se lanzó a la venta por Internet, siendo pioneros en la venta de jamón en la web con el Jamón de Trevélez, y haciendo posible que esta joya de la Alpujarra, y otras muchas que encontramos en su página web lleguen a todo el mundo, sin la necesidad de viajar hasta su lugar de origen.

Comentarios

Deja tu comentario

Arriba